Putin no está entusiasmado con el discurso de Greta Thunberg

«Cuando alguien usa a los niños y adolescentes para sus intereses, eso solo merece condena», manifestó el presidente de Rusia.

Vladímir Putin declaró ayer que «no comparte el entusiasmo generalizado» con respecto al discurso de la activista sueca Greta Thunberg en la Asamblea General de la ONU, quien denunció la insuficiencia de las medidas actuales contra la contaminación ambiental.

«Que los jóvenes y adolescentes llamen la atención sobre los problemas de hoy, incluidos los problemas ecológicos, es algo correcto y está muy bien, Indudablemente, hay que apoyarlos» expresó el mandatario durante su intervención en el foro Semana Energética de Rusia. Y añadió: «Pero cuando alguien usa a los niños y adolescentes para sus intereses, eso solo merece condena».

Putin afirmó que, pese a la admiración generalizada por la intervención de la ecoactivista sueca Greta Thunberg, a esta adolescente le falta un mejor entendimiento del mundo actual, donde muchos países en desarrollo todavía no se pueden permitir el lujo de usar energías renovables sin que desminuya su nivel de vida.

«Es que nadie ha explicado a Greta que el mundo moderno es complicado y multidimensional, se desarrolla rápidamente, y la gente en África y en muchos países asiáticos quiere vivir al mismo nivel de riqueza que Suecia», continuó el mandatario.

«¿Y cómo pueden conseguirlo? ¿Utilizando la energía solar que hay en abundancia en África? ¿Le ha explicado alguien los costos?», se preguntó el presidente al sostener, basándose en datos de expertos mundiales, que el petróleo «preservará sus ventajas en los próximos 25 años».

Putin no negó que las energías renovables irán consolidando sus posiciones en el mercado y ha señalado que es la meta que hay que tener, pero subraya que al día de hoy estas tecnologías son poco asequibles para los países en vías de desarrollo.

El presidente de Rusia también ha sugerido a los medioambientalistas que les expliquen a los residentes de los países en vías de desarrollo y a sus hijos que «tienen que vivir en pobreza unos 20 o 30 años» más por usar energías limpias. «Si queremos ser eficaces, tenemos que ser profesionales».

(En AgendAR creemos que -como a Vladimir Putin no se lo puede acusar de ingenuo- el mandatario ruso es consciente que no sólo está defendiendo los intereses de su país como exportador de petróleo y gas, sino que también, junto a Trump, está planteando un veto de dos Grandes Potencias a cualquier avance rápido en reglamentaciones ambientalistas globales. Como se trata de impulsar desde las Naciones Unidas, según se describe en esta nota de AgendAR).