Trump en campaña y la industria farmacéutica global

Washington (CNN) El presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva que ordena a agencias federales que prioricen la compra de ciertos medicamentos y materiales médicos cuando se fabrican en Estados Unidos.

En especial, la orden ordena a la FDA que produzca una lista de «medicamentos esenciales, medidas médicas e insumos críticos» que serán regidos por los nuevos requisitos. La medida marcará un cambio en la forma en que Estados Unidos obtiene sus medicamentos y suministros médicos en el futuro.

«La orden ejecutiva requerirá que las agencias gubernamentales estadounidenses compren todos los medicamentos esenciales que necesitamos de fuentes estadounidenses», dijo Trump durante un discurso en una fábrica en Ohio. «La orden ejecutiva también eliminará las barreras regulatorias innecesarias a la producción farmacéutica nacional y apoyará los procesos de fabricación avanzados que mantendrán bajos los precios de nuestros medicamentos y permitirán que las empresas estadounidenses compitan en el escenario mundial».

El asesor comercial de la Casa Blanca, Peter Navarro, anticipó la acción el jueves temprano y dijo que Estados Unidos es «peligrosamente dependiente de naciones extranjeras para nuestros medicamentos esenciales, suministros médicos … y equipos médicos como respiradores».

La orden «establece un nivel básico de demanda para atraer un nivel de inversión suficiente para satisfacer las necesidades que tenemos de estas cosas que necesitamos en tiempos de problemas», agregó Navarro, un halcón en los temas de comercio internacional.

China ha sido el actor mundial dominante en la producción de equipos de protección personal (EPI). Y en los EE. UU., el 90% de todas las recetas se obtienen con medicamentos genéricos.

Una de cada tres píldoras consumidas en ese país es producida por un fabricante de genéricos de la India, según un estudio de abril de 2020 de la Confederación de la Industria India (CII) y la consultora KPMG. India obtiene alrededor del 68% de sus materias primas, conocidas como ingredientes farmacéuticos activos (API), de China.

La orden ejecutiva también elimina algunas barreras regulatorias para la fabricación y los productos farmacéuticos en los EE.UU.