La Organización Mundial de la Salud propone mecanismos globales ante futuras pandemias

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo que se necesita un nuevo mecanismo para instar al mundo a actuar ante futuras pandemias y evitar la falta de reacción inicial ocurrida frente a la Covid-19.

La emergencia internacional lanzada el 30 de enero por una enfermedad denominada entonces coronavirus de Wuhan «no motivó a los países a poner en marcha medidas de salud pública para la Covid-19″, declaró la doctora británica Felicity Harvey al presentar los resultados preliminares de un estudio sobre los primeros cuatro meses del brote.

Ante ello, el organismo de salud de la ONU se planteó dudas sobre si es suficiente este tipo de declaraciones de emergencia o hay que usar nuevas fórmulas, subrayó la responsable del Comité Independiente de Asesoramiento del Programa de Emergencias.

La politización del brote en muchos casos «es un obstáculo material para vencer al virus»

Si bien el informe, que será actualizado en noviembre, concluyó que la OMS «mostró liderazgo e hizo importantes progresos en la respuesta a la pandemia», consideró también que la politización del brote en muchos casos «es un obstáculo material para vencer al virus».

Las crisis pasadas han demostrado que, una vez que se controla un brote, los gobiernos y los donantes tienden a centrar su atención en otras preocupaciones urgentes. Este ciclo de «pánico y olvido» ha impedido el desarrollo de una preparación eficaz ante emergencias sanitarias en todo el mundo. El mundo necesita romper este ciclo de una vez por todas, detalló el director de la OMS.
.

A su vez, el director de la OMS para Europa, Hans Kluge, instó en un comunicado: «Tenemos que responder a nuestras necesidades con medios nuevos e innovadores. Seamos creativos y valientes para conseguirlo».

Según el informe de la OMS, las inversiones necesarias para estar mejor preparados para un próximo evento global de este tipo apenas necesitaría una inversión de US$ 5 por persona por año, mientras que el costo de esta pandemia ya supera los US$ 11 billones y continúa aumentando.