En Córdoba, en 10 años se triplicó el número de viviendas con mosquitos transmisores del dengue

Mientras que en 2009 se hallaron larvas en el 5,7% de las casas relevadas en la ciudad de Córdoba, para 2017 ese porcentaje había subido hasta el 15,4%, de acuerdo a un estudio.

Para que el riesgo de contagio sea bajo, la Organización Mundial de la Salud aconseja que ese valor no supere el 1%.

Durante los meses de verano se reproducen y abundan las poblaciones de Aedes aegypti, el principal vector del virus del dengue. Para febrero habitualmente ya hay casos autóctonos, que alcanzan su nivel máximo en abril.

Un estudio publicado en septiembre de 2020 en la revista científica Heliyon da cuenta del importante incremento de larvas y criaderos del mosquito urbano en las viviendas de la ciudad de Córdoba, a partir del monitoreo mensual realizado por hogar durante casi una década por el Centro de Investigaciones Entomológicas de Córdoba de la UNC y el Área de Epidemiología de la provincia de Córdoba.

El trabajo recopila y analiza información de casi diez años de investigación sobre el vector del virus, en los estadios de huevo y larva, así como de casos de dengue ocurridos. Fue desarrollado por un grupo de investigación integrado por especialistas del Conicet y la Universidad Nacional de Córdoba, en colaboración con la Universidad Estatal de Nueva York, y la Universidad de Florida y Virginia, entre otras instituciones.

Se viene registrando un aumento importante y sostenido en la proporción de hogares que contienen larvas del mosquito

Según las conclusiones, se viene registrando un aumento importante y sostenido en la proporción de hogares que contienen larvas del mosquito (juveniles de Aedes aegypti), que pasó del 5,7% de las viviendas en 2009, al 15,4% en 2017.

“Eso quiere decir que cada vez estamos criando más mosquitos vector del dengue en las viviendas de la ciudad”, asegura Elizabet Estallo, investigadora del Conicet y una de las autoras de la publicación. Y agrega que los datos “demuestran que la presencia del mosquito se viene incrementando cada año, así como el número de casos en cada brote”. En esa línea, advierte que Córdoba experimentó el mayor brote de dengue hasta la fecha a principios de 2020 (serotipos 1 y 4, de acuerdo a datos del Ministerio de Salud de la Nación).

Walter Almirón, biólogo y director del Centro de Investigaciones Entomológicas de la UNC, enciende la alarma sobre el elevado porcentaje de larvas y criaderos alcanzados en los últimos registros, y explica que el 15,4% hallado en el monitoreo larval supera largamente el umbral establecido por la Organización Mundial de la Salud.

“Para que el riesgo de transmisión del dengue sea bajo, el índice aconsejado mundialmente es menor al 1%. En los últimos relevamientos que hicimos había zonas de Córdoba que tenían incluso hasta 50% de viviendas con criaderos”, apunta.

Período de mayor riesgo

El estudio constató, además, que la abundancia larvaria alcanza su punto máximo una vez al año, en el período de enero a marzo. Comparativamente, febrero fue el mes con mayor cantidad de larvas a nivel de barrios, y marzo a nivel de viviendas, mientras que los casos de dengue fueron más altos durante abril.

Asimismo, se determinó que esa abundancia se asocia con las temperaturas más cálidas que se vienen produciendo en los meses previos.