EEUU y Alemania alcanzan acuerdo sobre el gasoducto ruso-alemán Nord Stream 2

Avanza la construcción gasoducto Nord Stream 2

Estados Unidos y Alemania alcanzaron un acuerdo que permitirá a Rusia y Alemania completar el cuestionado -por EE.UU., Ucrania y Polonia- gasoducto Nord Stream 2 en Europa sin la imposición de más sanciones estadounidenses, informó una importante diplomática del gobierno de Biden.

AgendAR ha seguido este año el tema, clave para la provisión de energía a Europa y en especial a Alemania. Ver: Alemania autoriza la construcción del gasoducto ruso Nord Stream 2, pese a amenazas de EE.UU. , y Biden abandona las sanciones contra el gasoducto ruso-alemán Nord Stream 2.

Victoria Nuland, subsecretaria de Estado de Asuntos Políticos, dijo al Congreso que ambos gobiernos anunciarán dentro de poco los detalles del pacto que busca abordar las preocupaciones de Estados Unidos y los países del este y el centro de Europa por el impacto del proyecto Nord Stream 2.

Existe una fuerte oposición bipartidista en el Congreso estadounidense al gasoducto, lo mismo que en Ucrania y Polonia, porque temen que el Nord Stream 2 ponga en riesgo la seguridad energética europea. Al igual que la administración de Donald Trump, el actual gobierno de Joe Biden se opone al gasoducto pero considera que las sanciones no lo detendrán.

Nuland, la tercera diplomática de mayor jerarquía de Estados Unidos, dijo a la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado que Estados Unidos y Alemania difundirán un comunicado conjunto respecto del gasoducto. Agregó que ambas naciones están comprometidas con imponer sanciones a las empresas rusas y alemanas que Moscú pueda utilizar como arma política.

“Alemania se ha comprometido a utilizar toda su influencia para negociar una extensión del acuerdo de tránsito de gas”, dijo a los periodistas un funcionario de alto rango del Departamento de Estado, bajo condición de anonimato.

Alemania contribuirá con al menos 175 millones de dólares a un nuevo “Fondo Verde para Ucrania” de 1.000 millones de dólares destinado a mejorar la independencia energética del país. Los reportes sobre el acuerdo provocaron cuestionamientos inmediatos de algunos legisladores tanto en Alemania como en Estados Unidos. Y, por supuesto, furibundo rechazo en Ucrania y Polonia.

El senador republicano Ted Cruz, un notorio «halcón», quien ha estado retrasando las nominaciones de embajador del presidente Joe Biden por sus preocupaciones sobre Nord Stream 2, dijo que el acuerdo sería “una victoria geopolítica generacional para Putin y una catástrofe para Estados Unidos y nuestros aliados”.