Sandra Díaz, una ecóloga argentina, elegida una de las 10 figuras científicas más importantes

Crédito: Diego Lima / Nature

La bióloga cordobesa Sandra Díaz, investigadora del CONICET, mencionada año tras año como una de las mentes más influyentes del mundo y que copresidió el Informe Global sobre Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos de las Naciones Unidas, fue incluida por la revista Nature entre las diez figuras científicas más importantes de 2019.

Díaz lideró un grupo de 144 investigadores de 51 países que analizó 15000 estudios para elaborar la evaluación más exhaustiva realizada hasta la fecha sobre el estado de la biodiversidad.

La conclusión fue deplorable: más de un millón de especies se encaminan hacia su extinción a un ritmo mucho más acelerado que el que se registró, en promedio, en los últimos diez millones de años.

Díaz, nacida en Bell Ville, Córdoba, desarrolló las primeras herramientas formales y consistentes para dilucidar la contribución de la naturaleza a las personas. Dedicó los últimos dos años al informe que fue aprobado por los países en mayo. El Ipbes, llamado el IPCC de la biodiversidad, es el primero intergubernamental y profundamente interdisciplinario. No solo toma en cuenta los aspectos biológicos, sino también los sociales y económicos, procurando incorporar el conocimiento local.

Según esta científica, en la Argentina hay una tasa muy alta y acelerada de destrucción de ecosistemas por el uso de la tierra. «En las últimas décadas, tuvimos tasas de deforestación que están al tope en el mundo; en particular, en el ecosistema del bosque chaqueño como provincia fitogeográfica» declaró al recibir el Premio Bunge y Born. «La Argentina está liquidando rápidamente su capital natural.»

Por sus estudios, Sandra Díaz ha recibido numerosos premios y distinciones: el Premio Ramón Margalef de Ecología del Gobierno de Catalunia (2017), el Premio Houssay Trayectoria 2013 en el Area de Ciencias Biológicas otorgado por el Ministerio de Ciencia y Tecnología de Argentina y el Premio Konex de Platino en Ciencia y Tecnología.​ Es la única argentina que figura en el listado de los científicos más influyentes del mundo, preparado por la agencia Thomson Reuters, que incluye a 3200 investigadores de 21 disciplinas.